Ante la crisis económica… construyendo respuestas [crónica, fotos y grabación del acto]

enero 20, 2009 at 8:13 pm Deja un comentario

economia2

¿De dónde viene la crisis?, ¿cuáles son sus rasgos fundamentales?, ¿qué podemos hacer frente a ella? Para hablar de éstas y otras cuestiones, y armar un discurso que nos permita responderlas, EnConstrucción organizó en diciembre un acto público bajo el título “La izquierda alternativa ante la crisis”. En el centro social Fe/10, situado en el barrio de Lavapiés, unas cincuenta personas nos reunimos para escuchar y debatir las intervenciones de los y las ponentes invitadas a la mesa redonda: Armando Fdez. Steinko, María Pazos, Alberto Garzón y Yayo Herrero. Esto es una pequeña crónica de lo que sucedió esa tarde e incluye la grabación integra del acto, de modo que puedes escuchar lo que se dijo y dejar tu opinión, crítica o sugerencia en el hilo de comentarios. Izquierda Unida se propuso celebrar mil actos contra la crisis, EnConstrucción aportó su granito de arena organizando el primero de Madrid.

acto_ec_4

Armando Fernández Steinko, profesor de sociología de la UCM, comenzó su intervención subrayando la especificidad de esta crisis en base a tres razones: supone el final de un ciclo de acumulación capitalista caracterizado por un crecimiento desmesurado de los sectores financieros y -en algunos países como Estados Unidos y España- inmobiliarios, es el resultado de la difusión de las políticas neoliberales dirigidas a reducir la intervención estatal, y se ha agravado por no haber afrontado los desequilibrios con anterioridad (en el año 2000 con el desplome de la “economía.com”).

Armando señaló que lo que se ha venido abajo es todo un modelo de acumulación en el que la renta financiera y el dinero predominaban sobre la renta productiva y el trabajo, de modo que la alternativa debería girar sobre una inversión de este proceso, lo que repercutiría de un modo radical en diferentes esferas de la vida social y económica. También defendió que hay que pasar de la lógica microeconómica a la lógica macroeconómica, lo que nos obligaría a pensar la economía como un todo, privilegiando la racionalidad colectiva. Ante la pregunta de “¿qué hacer aquí y ahora?”, advirtió que hemos de deshacernos de la idea de que hay un mecanismo automático que vincula crisis económica y cambio político emancipador. Por el contrario, ese mecanismo hay que construirlo, creando convergencias entre los diferentes sujetos, estilos de vida y culturas políticas, y revirtiendo la fragmentación y la individualización propiciada por el neoliberalismo.

A su juicio, un proyecto político exitoso debe apoyarse sobre tres patas: un discurso racional y programático que brinde alternativas que sirvan a los intereses de las mayorías, un discurso ético-moral en base a determinados principios como la solidaridad o la igualdad, y un tercer elemento, menos considerado, que podemos denominar los “aglutinantes emocionales o afectivos”, aquello que motiva y dispara la subjetividad política de la gente. Puesto que el “socialismo” no desempeña a día de hoy ese papel movilizador, una vía indirecta para recuperarlo y forjar un alguntinante afectivo-emocional en nuestro país podría ser el “proyecto republicano”, propuesta que aborda en un libro suyo que está a punto de salir.

economia3

María Pazos, investigadora del Instituto de Estudios Fiscales, comenzó retomando una idea de Susan George: si se va a optar por una estrategia keynesiana de gasto público para reactivar la demanda, es hora de poner condiciones para dirigir el crecimiento a actividades ecológicamente sostenibles y socialmente justa. Sin embargo, cuando se plantean este tipo de salidas, no se tiene en cuenta la perspectiva de género y la situación de las mujeres. Ni siquiera en su aspecto puramente económico, pues la subordinación de la mujer implica un despilfarro de capital humano desaprovechado y crea graves ineficiencias económicas. Para evitar este problema, debe dirigirse la atención hacia un aspecto habitualmente no considerado: la demografía; que forma junto a la pobreza y el medio ambiente el triángulo en cuyo centro está la desigualdad de género. Más concretamente, deben considerarse las tasas de fecundidad y la tasa de pobreza infantil.

A propósito de las bajas tasas de fecundidad en países como el nuestro, María concluyó que sin servicios públicos, sin implicación de los hombres y sin autonomía de las mujeres, sólo tendrán niños los países y capas sociales menos favorecidos, donde las mujeres no pueden ser dueñas de su propio destino. La izquierda y el feminismo debe repensar estas cuestiones, para luchar por una mayor autonomía de las mujeres y favorecer de este modo el desarrollo social y económico. María terminó diciendo que otro mundo es posible si no olvidamos a las mujeres, ni en los países ricos ni en los pobres y si eliminamos la división del trabajo y los roles de género, poniendo como ejemplo negativo la nefasta decisión del gobierno de inyectar dinero en obras públicas en lugar de cumplir sus promesas respecto a la educación infantil.

economi42

Alberto Garzón realizó un informativo y sintético resumen de los principales mecanismos económicos de la crisis. El punto de partida de la crisis puede identificarse con las políticas neoliberales de privatización de lo público y desregulación, especialmente del mercado financiero. La desregulación financiera, a través de instrumentos como la titularización, ha incentivado la rentabilidad y los beneficios a corto plazo de la actividad financiera, a costa de desequilibrar la economía y debilitar sus fundamentos reales, de modo que una vez comenzada la crisis toda la arquitectura financiera se ha tambaleado. Ante la crisis financiera, los gobiernos han acudido a socorrer a los bancos para inyectar liquidez, lo que no es sino una forma de socializar las pérdidas en lugar de una solución de los problemas de la economía real. Alberto subrayó que el problema no es la avaricia de unos cuantos capitalistas, sino la existencia de marcos institucionales que han ensanchado el margen de maniobra de esos capitalistas y desatado la avaricia con la que funciona intrínsecamente el sistema capitalista.

Respecto a las expectativas y alternativas, Alberto se lamentó de la ausencia de un discurso visible y coherente de la izquierda, lo que puede alimentar las opciones fascistas y racistas. ¿Qué bases podría tomar ese discurso de izquierdas? Primero, reinvertir la financiarización de la economía, a través de reformas como la nacionalización de la banca pública, la democratización de los organismos internacionales (ONU, Banco Mundial, FIM, etc.) o la recuperación del papel del Estado, todo ello con el horizonte de un cambio profundo de la actual subordinación del hombre y la sociedad a la economía.

economia12

Yayo Herrero se centró en la dimensión ecológica de la crisis y lo hizo de una manera saludablemente polémica. Comenzó afirmando que la crisis tiene muchas ramificaciones y puede considerarse una crisis también cultural, relacionada con la forma en la que vivimos y estamos en el mundo: el crecimiento económico y el desarrollo tecnológico del capitalismo durante las últimas décadas ha ido acompañado de un enorme deterioro ecológico y cultural, que incluye la pérdida de muchos conocimientos de diferentes culturas que les permitían adaptarse mejor a sus limitantes ecológicos. El capitalismo mata, pues su lógica empuja a una expansión constante en un medio con recursos finitos. Y este hecho se pone de relieve más claramente cuando la era del petróleo barato está llegando a su fin. En resumen, no es posible crecer físicamente de forma ilimitada.

En opinión de Yayo, la izquierda política está in albis en este tema: se maneja un buen discurso en cuanto a la distribución, pero es difícil hablar de la distribución ignorando el tamaño del pastel a repartir; por lo tanto, para poder distribuir lo primero que debemos hacer es abrir los ojos y asumir las bases materiales propias de un planeta limitado. El decrecimiento, entendido como un menor uso de materiales y una menor generación de residuos, es inevitable porque los recursos se terminan. Por ello, hay que plantear un proyecto alternativo a la altura de la magnitud de la crisis: una crisis material y ecológica, y profundamente desigual a nivel mundial. Hay que aprender a vivir de otra manera, consumiendo muchísimo menos (comer menos carne, utilizar menos el coche, viajar menos, etc.), distribuir el trabajo de otro modo y plantearse reformas como la Renta Básica, aplicar el Principio de precaución, someter a controles la economía, vivir más despacio, aprender de las sociedades sostenibles, etc. Para Yayo, “el ecologismo, igual que el feminismo, es parte del pack que lleva en la mochila la gente de izquierdas sin haberlo interiorizado mucho, y tanto el ecologismo radical como el ecologismo político proporcionan una de las mejores herramientas que hay para mostrar la inviabilidad del capitalismo y el daño que hace a la supervivencia de las personas y del sistema que nos alberga”.

acto_ec_5

Éstas fueron, pues, algunas de las ideas que expusieron las cuatro personas invitadas, trazando una panorámica bastante completa de la crisis económica y fijándose en distintos aspectos de la misma, todas ellas desde diferentes perspectivas políticas, lo cual enriqueció también el debate posterior.

Si hubiera que destacar alguna conclusión, podrían ser estas tres. Primero, la necesidad de que la izquierda realmente alternativa y antagonista cuestione también, y de raíz, el modelo de producción capitalista. No solo el reparto o la distribución de un crecimiento ilimitado. Y que lo haga aprendiendo a vivir, aquí y ahora, de otro modo. Segundo, la necesidad de poner en el centro, junto a la desigualdad de clase, la desigualdad de género, y viendo a través de que reformas pueden mitigarse los efectos de la Santa Alianza del capitalismo y el patriarcado. Y tercero, la necesidad que tiene la izquierda política y social de encontrar factores aglutinantes. Tanto “racionales” como “emocionales” o “afectivos”: imágenes, símbolos o proyectos que nos cohesionen y forjen identidades colectivas. Y nos refuercen a todos y todas en el camino de respuesta a la crisis, y en la tarea de transformar el sistema capitalista.

La única pega del acto fue quizás que las limitaciones temporales hicieron que las intervenciones tuvieran que ceñirse al tiempo marcado, lo que obligó a hacer síntesis algo apretadas y a dejar algunas cosas en el tintero. Como parece que la crisis va para largo, tendremos oportunidad de seguir debatiendo en otra ocasión de estos y otros temas relacionados con ella.

Aquí abajo están los enlaces a la grabación del acto y un espacio donde puedes dejar tu comentario.

Ponencias iniciales:

Armando Fernández Steinko (Profesor de Sociología)

María Pazos (Investigadora del Instituto de Estudios Fiscales)

Alberto Garzón (Economista)

Yayo Herrero (Coordinadora de Ecologistas en Acción)

Turno abierto de debate:

Turno de debate 1/4

Turno de debate 2/4

Turno de debate 3/4

Turno de debate 4/4

acto_ec_escaleras

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

EnConstrucción ante la VIII Asamblea Regional de IU-CM La izquierda en construcción: Debatir, construir, movilizar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Síguenos en twitter

Entradas recientes

Feeds