Carta abierta a la militancia sobre el proceso de refundación de la izquierda

marzo 16, 2010 at 1:01 pm Deja un comentario

Estimadas compañeras, estimados compañeros

Tras el encuentro para la refundación organizado por IU-CM el sábado 27 de febrero, la gente de EnConstrucción queremos, de nuevo, haceros partícipes de algunas de nuestras reflexiones respecto al proceso de Refundación de la Izquierda y sus implicaciones para Izquierda Unida-Comunidad de Madrid.

La IX Asamblea Federal acordó con altísimo grado de consenso iniciar el proceso de Refundación que hemos propuesto al conjunto de la izquierda. Llegamos en aquel momento al análisis de que había que dar comienzo a un nuevo ciclo político para la izquierda transformadora incorporando una buena dosis de autocrítica. El mandato federal fue refrendado y ha ido avanzando en los órganos federales a través de sucesivas resoluciones que siempre fueron ampliamente consensuadas. Tales resoluciones sitúan la raíz del proceso de refundación en los foros sectoriales y locales que serán el ámbito básico de convergencia de activistas de la izquierda, militantes de Izquierda Unida y cuanta gente consigamos que se incorpore al proceso de Refundación.

El mencionado encuentro organizado por la Secretaría de Refundación regional permitió una puesta en común de los diversos puntos de vista sobre el proceso, las aspiraciones que depositamos en él y las formas de encarar su puesta en marcha. Así mismo, el encuentro del 27 tuvo como eje central las posibles metodologías a desarrollar en este proceso de refundación con la creación de los Foros, y sin duda alguna, estas metodologías refuerzan la idea de que existen otras formas de hacer política basadas en procesos participativos y metodologías abiertas e inclusivas. EnConstrucción apostó desde el inicio por esta forma de hacer política y lo sigue haciendo, intentnado trasladar estas “formas de hacer política” al proceso de Refundación en la Comunidad de Madrid.

Las valoraciones del encuentro fueron muy positivas en cuanto a su desarrollo y sólo se mencionó como déficit la ausencia de tantos compañeros y compañeras como nos habría gustado,  aunque 70 acreditados no son pocos, desde luego.

Curiosamente esto contrasta con la importante afluencia de personas ajenas a la vida interna de IU-CM que acuden a cuantos actos se convocan para la refundación de la izquierda y a los primeros foros locales que se van convocando. El ejemplo del acto del 28 de noviembre es un claro síntoma de que la izquierda está esperando el éxito del proceso de refundación, pero ese ejemplo se repite en cada convocatoria local.

Sabemos que en diferentes sectores de IU-CM pueden existir recelos y temores en cuanto al desarrollo del proceso de refundación y a su posible colisión con la vida política de IU-CM, que obviamente no puede pararse mientras avanzamos en el proceso de refundación. Los foros para la refundación no son estructuras de IU-CM, pero ambos están condenados a retroalimentarse: el éxito de los foros fortalecerá la actividad política de Izquierda Unida durante el proceso de refundación y cuanto mejor haga las cosas IU-CM más entusiasmo generará la refundación.

Tal retroalimentación debe tener su máximo exponente en la movilización social y en concreto en la campaña por una salida social a la crisis en la que IU-CM está inmersa. Tal campaña no es estrictamente parte de la refundación, pero además de enriquecer la necesaria respuesta a la crisis que vivimos, se debe nutrir de los activistas sociales con los que estamos participando en la refundación. La movilización en torno a la crisis económica es imprescindible y es un buen punto de encuentro en la calle de quienes apostamos por la refundación de la izquierda. Este proceso no es un debate abstracto, ni teórico, es un proceso que tenemos que vincular a la movilización social, a la agenda de las luchas concretas.

En tal sentido sería un error pensar en la refundación como una campaña de afiliación ni como la creación de clubs de debates. La convergencia política tiene que tener como correlato la movilización social, porque no queremos ser ni construir una organización política ensimismada que no salga de sus sedes: la movilización en torno a la crisis y la refundación de la izquierda tienen que ser distintas caras de un mismo momento en el que se halla inmersa la izquierda. Si no hay movilización, la refundación no pasará de ser un ejercicio introspectivo; si no hay refundación, la movilización será un voluntarismo estéril que no calará en la izquierda social, y sobre todo, seremos incapaces de transformar la movilización en avances orgánicos y electorales para la izquierda alternativa.

La refundación es fundamental para la confluencia de diversos movimientos sindicales, sociales, vecinales,… encuentren el cauce para organizar políticamente sus reivindicaciones. Siempre hemos tenido clara la necesidad de que al trabajo en las instituciones hay que unir la participación y la movilización social y por tanto tenemos claro que para las asambleas locales la refundación no sólo no dificulta, sino que contribuye necesariamente a la posibilidad de una movilización frente a la crisis que vaya más allá del voluntarismo de nuestros cuadros.

Hoy no existen excusas para no hacer de la refundación y la movilización por una salida social a la crisis los dos centros de nuestra actividad. No se puede argumentar que una eclipse a la otra. Tampoco que saturemos a la militancia, que ha tenido dos actos centrales en los últimos tres meses: el del 28 de noviembre y el del 21 de febrero. Tampoco caben excusas para no protagonizar el proceso de refundación: si hubiera quien no se sintiera suficientemente reflejado en los foros que se están constituyendo, tiene plena capacidad tanto para organizar foros para la refundación, como participar activamente de los que ya se están montando pero que en ningún momento están cerrados a propuestas y/o iniciativas, que sean plenamente respaldados como parte del proceso de refundación de acuerdo con lo aprobado por los órganos federales.

La Refundación de la Izquierda es la apuesta estratégica que el conjunto de Izquierda Unida viene adoptando desde la IX Asamblea Federal y que IU-CM recogió en su VIII Asamblea. Es una apuesta de la totalidad de IU: no puede ser un campo de batalla, ni una excusa para el fraccionalismo ni un nombre que demos a las reivindicaciones internas.

Por ello llamamos al conjunto de IU-CM a volcarse en la constitución de foros locales y sectoriales que permitan afrontar con éxito la Refundación de la Izquierda junto con la movilización por la crisis. Ambas son irrenunciables si queremos que la izquierda tenga capacidad de responder a una crisis que no sólo está dañando profundamente derechos concretos de los trabajadores sino que está facilitando una grave regresión política, social y económica.

En esta situación la izquierda no puede permitirse fallar, ni renunciar a la respuesta frente a la crisis y ello sólo será posible acompañado de la imprescindible Refundación de la Izquierda por la que toda IU apuesta.

Madrid, 12 de marzo de 2010

Colectivo EnConstrucción

Anuncios

Entry filed under: Declaraciones y documentos.

El taller 32 Acto ‘Notas de Fin de Curso’ [jueves 8 de julio]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Síguenos en twitter

Entradas recientes

Feeds